Etiquetas

11/12/2006

Beryl, pijadillas en el escritorio linux

Por insistencia de Juanfra he acabado instalándome Beryl en Ubuntu Edgy.

Beryl es un gestor de ventanas que aprovecha la aceleración gráfica de los PCs modernos para activar efectos gráficos (como transparencia, sombras o deformaciones) sin aumentar el uso de CPU. La mayoría de efectos que tiene se han visto anteriormente en Mac OS X (y supongo que en Windows Vista el día que salga), pero Beryl es libre, gratis y permite que cualquiera con los suficientes conocimientos cree nuevos efectos que pueden ser añadidos en las nuevas versiones.

No es muy complicado instalarlo en Ubuntu, sólo hay que seguir unas simples instrucciones (aprovechando que AiGLX viene instalado de serie) y ya funciona.

Al principio tuve un problema, ya que mi portátil usa la aceleradora gráfica de intel (i855GM) que no da para cosas avanzadas como stencil buffer, y no es precisamente lo más rápido del mercado. Tal y como viene beryl de serie (con todos los efectos activados) iba muy lento. Lo mejor es usar antes el comando beryl-settings y desactivar "animations", "blur effects", "fading windows", "trail focus", "water effect" y "wobbly windows". Luego se pueden volver a activar uno a uno, viendo cuáles ralentizan el ordenador.

Incluso con lo más básico, usar beryl tiene ventajas claras:


Como se puede ver, ahora el escritorio tiene sombras (paneles, ventanas, menús y diálogos las arrojan) y se puede ajustar la transparencia de una ventana (con el cursor encima de una ventana, se deja pulsada la tecla alt y se usa la rueda del ratón). Y todo eso usando la aceleradora, con lo cual la CPU queda libre de trabajo.

Voy a mostrar un poco las partes que más me han gustado y, por tanto, he dejado activadas.

En primer lugar, el mosaico ("scale windows"), que he configurado para que funcione únicamente con teclado (teclas F7, F8 y F9):


Como se ve en la captura, lo que hace es un mosaico de todas las ventanas de forma que no se superpongan (según la tecla, de las ventanas de una aplicación, el escritorio actual o todos los escritorios). Entonces se puede hacer click sobre una de esas ventanas para darle el foco o bien volver a pulsar la tecla configurada para volver al estado anterior.

Muy conveniente para seleccionar una ventana sin tener que desgastar las teclas alt-tab. Con el intercambiador de aplicaciones ("application switcher") esa combinación da lugar a un efecto más visual:



Me gusta que la ventana en primer plano sea transparente, y que se vea una miniatura de la aplicación.

Por último tenemos el efecto más atractivo (aunque no me parece muy útil), el cubo de escritorios ("desktop cube"):


Como se puede ver, lo que hace es representar los cuatro escritorios virtuales como lados de un cubo, con la base y la "tapa" ocupadas por el logo de Beryl. El efecto es bastante rápido en mi portátil, con los escritorios completamente animados.

Pulsando las teclas control-alt en combinación con los cursores (izquierda y derecha) se cambia a los lados adyacentes del cubo. Arriba y abajo en cambio permiten acceder a la base y la tapa. Si en lugar de pulsar los cursores pinchamos y arrastramos con el ratón podremos rotar el cubo en la dirección que queramos. O, usando la tecla av. pág, veremos el cubo desplegado.

Si, además, activamos el efecto "zoom desktop", pulsando la tecla de windows en combinación con la rueda del ratón podemos hacer zoom en el escritorio. Moviendo el ratón nos desplazaremos, siempre y cuando dejemos pulsada la tecla de windows.

Lo bueno de Beryl es que con todos esos efectos activados, puedo reproducir video a pantalla completa e incluso usar aplicaciones que usan aceleración 3D, incluyendo juegos.

Lo malo es que mi aceleradora no dispone de stencil buffer, así que se producen desbarajustes al reproducir video y usar aplicaciones opengl. Me refiero a que, por ejemplo, si uso alguno de los efectos (como intentar hacer transparente una ventana de video) temporalmente se ve como una superficie de color azul, o en el caso de juegos se produce mucho flickering cuando otra ventana registra cambios (como mi medidor de CPU en el panel).

De todas formas se puede devolver el control fácilmente al gestor de ventanas que se usa normalmente (en mi caso metacity), así que nada impide usar Beryl la mayor parte del tiempo.

No hay comentarios: